17 de mayo de 2008

Joseba (trilogía del invierno I)

La paradoja es que la trilogía fue pintada en pleno julio, bajo un calor denso. Es una aguada rápida, pues el agua en verano, desaparece antes del papel. Aquí, el anhelo era que volviesen los meses con erre, y así fue. Parece mentira, pero así fue.

No hay comentarios: